14 ene. 2009

Un pequeño malentendido

Estoy un poco sorprendida. Me he desvelado, y haciendo algunas cosillas con mi Mac para pasar el rato y esperar a Morfeo, abro mi abandonado correo de Yahoo dispuesta a hacer un poco de limpieza. Y hete aquí que una pop-up del propio Yahoo me espeta de pronto: "!Ya es hora de que le digas a Yahoo lo que piensas!". Y voy yo, y pienso: "Vale, hagamos una encuesta para estos chicos tan majos de Yahoo". Y abro la encuestita. 

Aparece entonces una ventana nueva con el logotipo de una de esas empresas de sondeos cibernéticos. Me pregunta mi sexo, mi rango de edad (de tan sólo un par de años por opción) y luego ataca impasible: "¿Cuándo tiene usted pensado comprar su próximo coche?". Y me he quedado a cuadros, la verdad. 

Pensaba que el clásico de Internet, el pionero Yahoo, esa empresa cuyas monísimas oficinas fashion he visitado, querría escuchar mi buena opinión sobre algunos de sus servicios. Y no. Querían saber mi me voy a comprar un cohe. Al intentar responderles que nunca - o al menos de momento-, veo que el plazo máximo que me otorgan para tomar esa decisión es de seis años, creo. Así que marco esa opción.

No ha debido gustarles mi respuesta a los señores de Yahoo porque, de inmediato, otra pantallita que se me ha antojado menos amable, aunque igual de directa, me decía: "Lo sentimos, no encaja usted con el perfil que buscamos para esta encuesta". Y ahí se acabó mi feed-back con esos chicos tan majos de Yahoo. No les debe gustar la gente que no compra coches... 

No hay comentarios: