27 nov. 2007

Ricardito en el País de los Soviets III y IV: Guía rápida de supervivencia eslava

1-Si pides algo de beber en un local con música de baile, da igual la índole del mismo, no te acerques donde está el tumulto. Los eslavos bailan de forma diabólicamente desaforada y lo más probable es que tu 'caipirinha' termine por el suelo.

2-Si tu viaje es a Bielorusia, deja tu monedero en casa y cómprate uno nuevo de gran capacidad. El rublo bieloruso es una moneda hiper devaluada y puedes tener 5 kilos de papel en los bolsillos a la que te descuides.

3-Cuando compres agua, asegúrate de que es "no carbonatada", que a esta gente le va mucho.

4-No te enamores.

Sorpresas te da la vida:

Cuando decidí venir a Bielorusia, contaba con que ciertas personas me echarían una mano, personas que conocía y que creía buena gente. Por un momento rocé la desesperación al ver que a dichas personas mi destino les importaba un rábano pero, como dice la canción, sorpresas te da la vida, y ahora os escribo este correo en honor a Fidel y Anna. Fidel es un cubano al que conocí durante una comida de penas 20 minutos. Él me dedicó dos días completos de su tiempo para resolver mi papeleo legal. Sin él tendría que haber abandonado el país esta misma semana. Anna es una chica que conocí a la salida del metro. Ella me ha facilitado mi papeleo e integración en la Universidad. Ambos hicieron lo que hicieron sin pedir nada a cambio, sin tan solo esperarlo. La vida es bella, cuando le da la gana.

17 nov. 2007

De proverbios y frases célebres: nadie escarmienta en cabeza ajena

He encontrado en alguna parte una recopilación de proverbios del mundo. Algunos me gustan especialmente y reflexionando sobre ellos -y también sobre frases célebres, refranes y demás axiomas-, creo que nos gustan tanto (a mí al menos), no sólo porque son pequeñas gotas de sabiduría existencial, sino sobre todo, porque al comprender su significado al haber experimentado uno mismo lo que describen en sus propias carnes, leerlos produce la satisfacción del conocimiento. "Sí, claro, estoy complemente de acuerdo", puedes pensar. O "qué gran verdad", es frecuente exclamar. A veces también se está en desacuerdo, sí, pero en todo caso, siempre con la serenidad que da el conocimiento de causa. De no haber vivido la situación o sensación descrita, de no saber de qué habla el refrán, el proverbio o la frase, su potencial previsor no servirá para nada. Ya lo dice bien claro aquel "nadie escarmienta en cabeza ajena".

Proverbio sueco: "La preocupación suele hacer que las cosas pequeñas proyecten grandes sombras"

15 nov. 2007

El italiano de 'Supermodelo' y las empresarias del futuro

Me cuenta un colega -que estuvo ayer en un encuentro del Instituto de Empresa y la Cámara de Comercio para emprendedores- una anécdota jugosa. El evento registró una notable asistencia, compuesta en su mayoría por jóvenes estudiantes, suponemos que de facultades y escuelas de negocios varios. Pues bien, tras analizar intensivamente durante el día los requisitos para triunfar en el mundo empresarial, invitaron al italiano Valerio Pino (bailarín y modelo italiano, famoso en España por ser uno de los profesores del televisivo concurso 'Supermodelo'), a cerrar la jornada. Pero antes, el director del evento invitó a dos espontáneos a subir al estrado para valorar el desarrollo del mismo. Según me cuenta mi compañero, uno de los dos chavales que subieron al estrado aseguró que las jornadas habían sido muy interesantes, pero que no entendía -con mucha razón, por cierto-, por qué habían invitado a clausurarlas a un señor que no tenía nada que ver con aquel asunto y que trabajaba en un programa que denigraba a las mujeres. El público estalló en aplausos, secundando la reivindicación feminista (o femenina, como prefiráis, que ni uno ni otro término me asustan) del joven emprendedor.

Sin embargo, y tal y como estaba previsto, tras estas últimas intervenciones subió a estrado el presentador italiano, famoso por asustar con aullidos de contenido implacable a las tiernas jovenzuelas que concursan para convertirse en super modelos en un programa de Cuatro. El auditorio se convirtió en un desgañitado grito de gallina adolescente. Después de las típicas palabras de cortesía, Valerio invitó a los presentes a participar en un sorteo para asistir en directo al programa. Sacó un nombre de entre la lista de asistentes. El afortunado gritó en medio de la sala: "No quiero ir". Con el siguiente ocurrió lo mismo. Y con el tercero también. Eran todos chicos. Manteniendo la presencia de ánimo con la soltura que dan las cámaras y los platós de un programa como Supermodelo, Valerio decidió rápidamente: "Vamos a hacer una cosa: las primeras personas que suban al escenario estarán invitadas a venir al programa". Y ahí empezó la hecatombe. Según mi colega, en ese momento unas veinte jóvenes muchachas se abalanzaron sobre el estrado, en una frenética carrera hacia su pase a la tele, brincando incluso por encima de las butacas del salón de actos...

Aparte de lo divertida que debió ser la escena, me complace sobremanera saber que algunos jovenzuelos defienden con tanta vehemencia la dignidad de la mujer, utilizada en programas de televisión y concursos de belleza como objeto decorativo. Aunque en el mundo actual los hombres también decoran y sirven para vender cosas. El culto incondicional y absoluto a la belleza ya es cosa de todos. Pero gracias, chicos.

También me hace gracia que las emprendedoras del futuro se maten por conseguir un pase a la tele para ver en directo un programa como Supermodelo. ¿Una secreta vocación? ¿Simple tontería juvenil? Sea lo que sea, quedaron como el culo las nenas.

¡Por los dioses, que cunda el ejemplo!


Ahora mismo debería estar haciendo mis deberes de francés. Sí señor, estudio francés, quién sabe por qué oscura razón a estas alturas, pero lo cierto es que me está dando más de una satisfacción, y alguna totalmente inesperada y maravillosa. Pero al grano: revisando mis correos leo el de un amigo que me envía una noticia absoluta y lamentablemente increíble por inusual, pero totalmente cierta: "El hotel Villa Magna paga a sus trabajadores y les organiza actividades durante su reforma". Ojiplática me hallo, oiga.

Este lujoso hotel madrileño ha emprendido una reforma que durará algo más de un año y costará unos 40 millones de euros. Lo normal en estos casos es enviar a su casa a la gente, y luego ya veremos. Pues bien, la gerencia del hotel ha dedicido mimar a sus queridos empleados. Les pagará sus sueldos durante todo el tiempo que dure la reforma y conservarán su puesto de trabajo. Pero ahí no acaba todo. La dirección ha montado un proyecto llamado "Pause" que está organizando cursos y todo tipo de actividades para que los empleados del hotel puedan disfrutar de formación que les sea útil al reemprender su labor, y para que no estén ociosos si así lo desean, mientras dura la reforma. "Una empresa no está sólo para ganar dinero a costa de sus empleados. El Villa Magna, sin sus trabajadores, no es nada", ha dicho Franck Sibille, su jovencísimo, guapo y francés director general. ¡Ole!

Los trabajadores del Villa Magna tienen cursos de inglés, de teatro, excursiones, una página web en la que compartir experiencias e información, un periódico propio, un cibercafé en el que reunirse, e incluso apoyo psicológico por si se encuentran bajos de moral. Algunos de los trabajadores se han ido juntos a hacer el Camino de Santiago. Y sorpresa: "Cuando llegamos a Santiago, Franck Sibille nos estaba esperando con unos gaiteros, fue increíble". Otros han optado por seguir trabajando y se han colocado en otros hoteles, con la promesa de recuperar sus puestos, sueldos y antigüedad cuando acaben las obras. Además, el Villa Magna ha donado gran parte de su mobiliario a organizaciones no gubernamentales. Ganas de llorar me entran, no os digo más.

13 nov. 2007

El Descodificador: la libertad de prensa y el sentido del humor


El 2 de noviembre se publicó en El Mundo el último post de El Descodificador, el blog de crítica televisiva quizá más seguido del país. Un blog en el que Javier Pérez de Albéniz se despachaba a gusto dando mamporros periodísticos a diestro y siniestro, y poniendo fina toda la basura que hoy día mete en casa nuestra amada y odiada tv. Sin pelos en la lengua, Albéniz escribió críticas televisivas que ya han pasado a los anales del género, pero en muchas ocasiones se metió en camisas de once varas, con asuntos que más tenían que ver con la política que con las ondas hertzianas. En ellos tampoco dejó títere con cabeza, reflejando sin pudor una forma de ver el mundo, más que una ideología determinada, que también, y no muy acorde con la línea del periódico en que se publicaba el blog. Pero eso les honraba a ambos. Sin embargo, parece que su crónica sobre la lectura del veredicto del 11-M colmó la paciencia de sus superiores. El último post hasta ahora publicado en El Descodificador ("Motivos para odiar un blog", que aún puede leerse en las páginas de El Mundo), se despedía con un "hasta pronto".

Algunas perlas de Pérez de Álbeniz:


Sobre Jorge Javier Vázquez, presentador de 'Aquí hay tomate': "...el presentador del Tomate es más lerdo, está más fofo y es más cutre que Paquirrín."

Sobre el programa 'Clever':"Habrán pensado que Mario Picazo, el hombre del tiempo, podría dar credibilidad al concurso. Olvidaron que el amigo Picazo también fue cómplice de ese esperpento llamado 'Supervivientes'.

Sobre 'El laberinto de la memoria', programa de María Teresa Campos en Tele5: "La señora Campos se ha vuelto a poner a las órdenes de su "gilipollas" favorito para hacer, qué sinrazón, un programa que ya existía..."

"No todo el mundo es capaz de embutirse, cual relleno de morcilla burgalesa en tripa de puerco, dentro del ajustadísimo vestido negro de viuda con que apareció el último día".

"El programa fue una auténtica porquería sensacionalista, repleta de medias verdades, de mentiras completas, de manipulación y de resentimiento."

Sobre la publicidad en televisión: "¿Momentos geniales, de grandiosa creatividad y desbordante ingenio? Los hay, pero son los menos. Los más son anuncios casposos, descarados, inmisericordes, aburridos, repetitivos..."

No puedo estar más de acuerdo. Al menos en estas afirmaciones y muchas otras, que no en todas las que ha hecho el señor Javier Pérez de Albéniz, por supuesto. Los que se han sentido molestos por sus críticas, y han apelado a los límites de la libertad de expresión, no se han reprimido ni gota al llamarle lindezas como zoquete, resentido, mala persona, lunático, indigente mental... pero lo cierto es que poca gente se atreve, en este país, y en estos tiempos de babosa y estúpida tiranía de la corrección política, a decir lo que le venga en gana de quien le parezca, que es mentalmente bastante sano, oiga.

Con toda esta moderación linguística y de pensamiento moderna, hemos aniquilado el sentido del humor y la correa, en un país en el que -por cierto-, nos encanta meternos con el prójimo. Así que reclamamos encendidamente en los demás lo que no practicamos con el ejemplo. Entendedme bien, no se trata de insultar a todo bicho viviente porque sí, ni de sobrepasar en exceso la corrección ni el buen gusto, pero un poquito más de chufla y menos de tomarnos tan en serio todos nos vendría muy bien. Que hoy día nos reimos bien poquito, y encima le cae a uno un juicio por cualquier cosilla.

¿El nuevo descodificador?

La polémica no ha acabado en los comentarios y quejas sobre el cierre El Descodificador. En la red ha aparecido un nuevo blog con el mismo título, pero muchos lectores aseguran que el autor no es realmente Pérez de Albéniz. No sabría que decir. Puede que sí, puede que no. Juzgad vosotros mismos.

12 nov. 2007

Ricardito en el País de los Soviets II: Cosas que no hay que hacer en Rusia

1-Si el amor llama a tu puerta y decides regalar rosas, gladiolos, gramíneas, gardenias o margaritas, regala una, tres, o cinco. Si regalas dos pensarán que alguien de tu familia a muerto.

2-Si eres de esos que no pueden evitar silbar cuando conocen la canción que suena, mejor aprende a tararear, pues silbar en casa es como mentar a Belcebú, con el agravante de que es creencia popular que silbar en casa aleja el dinero del hogar. Personalmente creo que esto lo inventó alguien de resaca con pocas ganas de aguantar a su compi de piso silbar "You are not Alone" del "ciborg" semi coloreado Michel Jackson.

3-Si un gorrión, palomo, tordo o estornino, incluso un águila real o buitre leonado defeca (se caga, para los que no acabaseis el BUP) , sobre tu flamante deportivo nuevo, no limpies el truño, déjalo reposar al sol, pues de lo contrario espantarás al dinero.

4-No des la mano o des dinero bajo el marco de una puerta. Esto no se muy bien por qué, pero no les gusta nada.

5-Nunca te creas capaz, bajo ningún concepto independientemente de tu trayectoria etílica, de beber igual o más que un ruso. Si te ofrecen Vodka mejor fingir ser abstemio.