12 feb. 2007

Muerte y paté



Zapeando esta tarde mientras degustaba un trozo del riquísimo bizcocho de naranja de mi señora madre, hago stop en un programa llamado "España Directo" en el que alternan esas historias que llaman "de interés humano" sobre una niña desaparecida o un accidente mortal de tráfico, con las virtudes del paté de hígado de oca made in Extremadura. Y surgen varias reflexiones, a saber:

1) Los reporteros en este país ya no tienen vergüenza.
¿Nadie ha enseñado a esas niñas tan monas que salen a hacer reportajes que no debe uno sonreir al contar que tres chavales se han matado estrellándose con su coche?
Ella espera a que le den paso desde el plató, y cuando por fín la conductora del programa acaba su introducción, la reportera sonríe porque ya está en el aire. Y comienza a hablar sobre un accidente mortal. Precioso. La noticia no tendría más enjundia que cualquier otro lamentable accidente, si no fuera porque los avezados reporteros tienen dos detalles estupendos que hacen de la noticia algo digno de comentar y que a buen seguro arrancará algún jugoso comentario en los televidentes: los chicos llevaban mucha pasta y drogas en el coche. Esta es la nota escandalosa. Pero hay más. La hermana de uno de ellos, personada en el lugar del siniestro se desmayó al ver cómo había quedado el coche y -lógicamente-, al imaginar, supongo, cómo habría quedado su desgraciado hermano. Esta es la nota morbosa. Tiene de todo, escándalo y morbo. Por eso sonríe la reportera, supongo. "Qué pedazo de noticia he pillao", debe pensar.


2) Pasar de las desapariciones y las muertes a la cría de ocas salvajes para la fabricación de paté me descoloca. Sobre todo por la naturalidad con la que en nuestras televisiones se mezclan asuntos tan dispares. ¿No podrían ustedes hacer secciones más identificables que separen la sangre del entretenimiento? Parece una chorrada, oiga. Pero creo que esta falta de clasificación, de categorización de las informaciones nos atocina, nos hace tragar con el mismo desparpajo un accidente mortal que una receta de cocina. Diga usted: "Ahora vamos a hablar de sucesos: desparece una niña, unos chavales se estrellan en pleno centro de Valencia...". Y luego: "Y ahora vamos a hablar de asuntos menos graves, de cosas ligeras. Sepa usted cómo se crían ocas para hacer un paté exquisito". Lo siento, yo es que necesito una justificación para que me hablen en cinco minutos de vísceras y de comida, todo revuelto. Parece que a ustedes lo mismo les da la muerte que el paté.

2 comentarios:

altovolta dijo...

Como las ocas embuchadas nos sentimos los telespectadores muchas veces, ya lo creo. Aunque, para reporteros (y presentador) con cuajo para dar noticias espeluznantes con la sonrisa cachazuda puesta, los de "El buscador". Basura radioactiva de lo peorcito... Salu2

Las Vengadoras dijo...

Je, je. Creo haber visto alguna vez ese infecto programa, pero no lo recuerdo con claridad. Me picaba la curiosidad tras tu comentario, pero creo que será mejor para mi humanidad dejarlo pasar.
Saludos.